miércoles, junio 22, 2005

Algunos no se enteran

Este relato es verídico y me ocurrió en un viaje desde las oficinas de un cliente a mi empresa realizado en Taxi. Entre paréntesis pongo lo que yo pensaba.

- El taxista: ¿A donde le llevo?
- Yo: Emilio Vargas 6, por favor.
- El taxista: Anda, ahi está el edificio de la Telefónica no.
- Yo: Si.
- El taxista: Trabajas allí.
- Yo: Si. (Mierda)
- El taxista: Mira, es que me quería poner ADSL en casa porque me han dicho mis hijos que lo necesitan para estudiar.
- Yo: (Otro como mis padres MWAHAHAHAHHAHAHAH).
- El taxista: ¿Eso sirve realmente para estudiar?
- Yo: Sí, sirve para estudiar (y para ver pelis guarras, perder horas chateando, ver fotos guarras, reventar el disco duro con la mula...).
- El taxista: ¿Me puedes decir ofertas?
- Yo: Mire, yo es que no me ocupo de esos temas y no se nada de ofertas.
- El taxista: ¡Entonces tu debes ser de marketing!
- Yo: No, me dedico a temas de investigación y desarrollo (que bien suena).
- El taxista: Ah si el e+i ese...
- Yo: Si. (Bueno, es i+d)
- El taxista: Entonces, ¿me das el teléfono de los ADSL o que?.
- Yo: (PERO ESTE TIO ES GILIPOLLAS O QUE!!!!) Vamos a ver, yo no me dedico a nada relacionado con la venta de ADSL por lo tanto no se nada de telefonos.
- El taxista: ¿Si llamo al 1004?
- Yo: (UFFF Paciencia Javi, inspira, expira) Si allí seguramente sepan algo.
- El taxista: ¿Entonces tu no sabes nada de ADSL?
- Yo: Se que hay un servicio de televisión digital a través del ADSL que se desarrolla donde yo trabajo.
- El taxista: No no chaval, no me intentes vender nada más.
- Yo: (Que cabrón, si lo se le doy el número de un telefono erótico para lo de los ADSL de los cojones) Usted mismo!.

lunes, junio 20, 2005

Cuantas expectativas para un solo finde

Y que decepción. El caso es que la cosa prometía mucho pero al final todo quedó en agua de borrajas. Vamos a recapìtular los hechos uno a uno.

El primero de ellos era una peli que estaba deseando de ver desde hace mucho tiempo. Su título es Apocallypse Now y es otra obra maestra más del genial Coppola que trata sobre la guerra del Vietnam. La pelicula es cojonuda pero me puse a verla el viernes por la noche y estaba tan agotado de la semanita que llevaba que me quede dormido en el suelo del salón (me encanta ver las pelis tumbado en el suelo). La terminé de ver el sábado por la mañana y ya sabéis que no es lo mismo ver una peli del tirón que a cachos luchando contra morfeo.

El sabado supuestamente después de un mes iba a volver a tener un hueco para salir con los coleguillas despues de ni se sabe cuanto tiempo. El caso es que como siempre, me estuve tocando las bowlings con el dia, que si la tele, que si el chat, que si navegando.. y al final me daba cargo de conciencia salir por lo que otra vez quedando mal con ellos y les tuve que decir que me quedaría en casita estudiando.

Después llegó el domingo, carrerón de formula uno a la vista . Estaba deseando que fernando alonso pateará un culo finlandés y alemaán durante el gran premio de EEUU y al final fue todo una broma de muy mal gusto en la que solo compitieron los coches de ferrari, jordan y minardi. Todo por un problema en los neumáticos Michelín que se destrozaban por culpa de la curva peraltada del óvalo de Indianápolis. Y después de eso la marca francesa aplicó la regla número uno del ingeniero que reza: "Cuando la cagues trata de echarle toda la mierda encima a otro como sea" y claro, propusieron el tema de la chicane (y una sepia a la plancha, oiga!).

Para rematar la jornada dominical estaba el tema de las elecciones gallegas. Yo me encontraba en mi salsa, porque no quería ni que ganara el fósil Fraga ni el bloque nacionalsocialista y como alguien tenía que ganar pues uno de los dos se iba a ir con el rabo entre las patas a la camita. Iluso de mi... resulta que han ganado los dos!!! Estas son las cosas que tienen la política, a ver si recuentan pronto el voto de los gallegos emigrantes.

Y en cuanto al estudio, pues tenía que hacer una práctica y estudiar el examen del Viernes y terminé haciendo la práctica el domingo en el tren de regreso a Madrid y luego en el piso hasta las 2:00 de la madrugada. Por cierto que unos capullos a la una y media se pusieron a descargar un extintor en la calle, hay que ver lo que es capaz de hacer la gente para divertirse. Y de estudiar, nada, con el posterior cabreo conmigo mismo por la tocada de huevos.

El finde que viene (con poco) será mejor.

domingo, junio 19, 2005

Subida de gemelo

Acostumbro a retorcerme en la cama por las mañanas antes de salir del sobre y durante ese proceso de adaptación al medio hoy se me ha subido un gemelo!!! Ha sido muy doloroso, estaba como agarrotado y más duro que una piedra.

Entonces he recordado lo que hacen los futbolistas durante los partidos, alguien les coje de la punta del pie y tira hacia atrás. Yo me lo he tenido que guisar y que comer, he tirado con fuerza para atrás y parece que se ha normalizado el tema. Estaba ya intentando reponerme del mal trago cuando se me ha subido otra vez, esta vez acompañado de un dolor más intenso.

He realizado la misma operación y ya no se me ha vuelto a subir, aunque todavia siento cierta molestia y tensión en la zona. Debe ser de la vida tan sedentaria que llevo....

sábado, junio 18, 2005

Mal de altura

Es mi ultimo sabado noche que no salgo por culpa de tener que estudiar. Estoy hasta los cojones de pensar en "mi ultimo examen" o "mi ultima trasnochada", siento sobre mi la tremenda obligación de sacar esta mierda adelante por todos estos años de estudio. Que fácil sería mandar ahora todo a tomar por culo. Sentarme y quedarme mirando como el castillo de naipes que he ido construyendo se desmorona, cosas más raras se han visto.

Seguro que existen en el mundo millones de efemérides a este respecto. Gente con talento que cuando lo tenían todo a su alcance deciden dar un carpetazo a todo y mandar al traste años de esfuerzo. Seguro que los hay pero yo no voy a ser uno de ellos. Yo voy a sacar el barco adelante con todo mi empeño.

Siempre he sido un estudiante de los que siguen la ley del mínimo esfuerzo. ¿Sacar 10? A mi me sabe igual que un cinco. He llegado hasta aquí porque siempre me he adaptado a cualquier situacion. Y durante mis largos años de estudio me he tenido que adaptar a muchas cosas, algunas bonitas y positivas pero otras no tanto y que sinceramente a mi me gustaria no tener que haber vivido (no creo en el dicho de lo que no nos mata nos hace más fuertes).

Ahora me siento como un alpinista que va subiendo una cima y cuando está a punto de coronar nota que le falta el oxigeno, que no sabe si tocar la cima o bajar. Pero yo voy a subir. Sin mirar atrás, porque si miras atrás entonces te das cuenta de que estás muy alto y la sensación de falta de oxigeno se puede agudizar.

Tengo tantos planes para cuando esto termine que cuando termine no voy a saber ni por donde empezar. Va a ser como el pajarito que está toda la vida en una jaula y un día le dejan la puerta abierta, a donde coño voy ahora yo? Quizás le abra la puerta a mis canarios para ver que hacen ellos y así aprender del instinto animal... aunque yo estoy convencido de que eso es una salvajada porque estos pájaros no se adaptarían al entorno urbano.

Hace años me aterraba esa idea. Seré capaz yo de adaptarme al entorno urbano? Encontraré la comida que hasta ahora me dejaban en la jaula? Eran tantos interrogantes que prefería dejarme llevar, seguir el curso del río, sin tener el control REAL de mi vida. Ahora todo esto no me agobia ni nada por el estilo, al contrario, me llena de satisfacción el no tener nada claro, el tener tantos planes que todo es un caos.

Esto me recuerda que me llevó a esta situación terminar una relación larga hace un año y un par de meses. Por aquel entonces tenía todo claro, sabía que quería compartir mi vida con ella cuando terminara la carrera, porque yo la quería por encima de todas las cosas y más allá de eso no veía nada. Me importaba tres cojones el resto de los aspectos de mi vida: amigos, familia, trabajo... Pero circunstancias de la vida me obligaron a sacarla totalmente de mi vida, o mejor dicho, ella torpedeo nuestra relación y no me dejó otra salida que mandarlo todo a la mierda tras tres años.

Entonces mi futuro paso de ser estable y planificado a incertidumbre e interrogantes. Y debo estar grillado porque desde entonces he aprendido a convivir con ello de tal manera que amo esa incertidumbre. Ese saber que hoy estoy aqui, pero mañana no se sabe. Esa responsabilidad de dar pasos con pies de plomo para que nadie me joda como lo hizo ella. No volver a permitir que nadie maneje mi vida, ni que nada me haga naufragar o tener que reconstruir el barco. Y lo cierto es que a pesar de todo le estoy agradecido que jodiera nuestra relacion porque desde entonces me he demostrado a mi mismo de lo que soy capaz, de que yo valgo mucho y de apreciar a los que me rodean. Creo que cuando acabe la carrera incluso le escribiré un mail de agradecimiento por los servicios prestados, por haberme espoleado a valerme por mi mismo. ¿Parecerá que aún la hecho de menos? Me da igual.. lo haré.

Uff que desvarío, es la primera vez que no se si publicar o darle al botón de guardar como borrador. A la mierda, yo me voy a tomar una coca cola y a terminar la práctica que entrego el lunes.

jueves, junio 16, 2005

El dinero y la felicidad

Mi última entrada me ha hecho reflexionar sobre ese tema, ¿da el dinero la felicidad o te la quita? ¿o ni fú ni ná? Bueno, yo creo que depende de la persona.

Hay gente que el dinero les lleva a la perdición. Por ejemplo hace poco vi un estudio que decía que un porcentaje que a mi me pareció bastante elevado de gente que obtiene algún tipo de premio importante (loteria, quinielas...) está en la ruina tras un par de años de vida a todo trapo y claro, se acostumbran a lo bueno y luego cuando tienen que llevar un ritmo de vida mas equiparado al resto de los mortales caen en depresiones, infelicidad, vicios dañinos...

Yo prefiero tener la visión de que la pasta no te da la felicidad, pero puede ayudar en gran medida a hacerte la vida más llevadera. Eso no significa que yo sea más feliz por tener más pasta, porque no es más feliz quién más tiene, sino quién menos necesita. Y yo, me conformo con poquito, quizás ahí este el secreto de la felicidad.

Un respiro

Después de mucho tiempo vuelvo a recobrar el aliento sin ningún trabajo a la vista, ni examen, ni ningún jefe que me recuerde lo jodidos que estamos. De momento todo va bien con mis examenes, he aprobado la asignatura anual (y la mas chunga) que tenia este año y el resto creo que se me han dado bien, tanto los examenes como la tira de trabajos que he tenido que presentar (prefiero los examenes a dejarme los cuernos haciendo prácticas).

El último examen lo tengo el viernes día 24. Me he hecho un calendario con los días que quedan en mi cudernillo de apuntes personales, conforme van cayendo los días voy tachando en el calendariio y siento una enorme sensación de alivio. Ya me queda menos...

Una de las ventajas que tendría aprobar todo en junio sería que me puedo pasar de una beca de 6 horas a una beca de 8 horas con un aumento de 300 euros en mi sueldo. Por fin podría ahorrar algo, porque de momento llego justo a fin de mes, y eso que aún tengo que pagar la fianza del piso en el que estoy desde diciembre. Que digo ahorrar! Voy a malgastar el dinero en lo que me queda de beca en todos esos caprichos de los que nunca he tenido tiempo ni dinero suficiente para disfrutar:
- Ropa.
- Libros.
- Material informático de última generación.
- Alcohol.
- Comida de calidad (no esa bazofia de congelados del DIA).
- Un gimnasio.
- Comics.
- La PlayStation 2 (o quizás me espere a la 3).
- XBox 360 (hola, me llamo javier y soy un adicto a los videojuegos).
- Unas vacaciones decentes (lo que implica un destino cultural y no un concurso de bebedores diario con los colegas).
- Pelis.
- Musica.
- Conexion a Internet en el piso de Madrid.

Para algo tengo 22 años y no tengo ningún tipo de compromiso/atadura o como lo queramos llamar. Ya habrá tiempo para pensar en el futuro cuando termine la carrera y, por consiguiente, la beca. Si, se que los pisos están muy caros pero supongo que para entonces ya podre establecerme en una de esas soluciones habitacionales de la señora ministra (una caja de zapatos o algo por el estilo).

lunes, junio 06, 2005

Ascendiendo en la empresa

Mi primer ascenso llega tras 10 meses de estancia en la empresa. Pero no os lleveis a equivocos, es un ascenso en el sentido literal de la palabra. Antes estaba en el sotano y me levantaba cada dia con la única perspectiva de convertirme en un pequeño topo durante el resto del dia.

Ahora me he mudado de sitio de trabajo, a la segunda planta. Por encima del nivel de la tierra, algo es algo. Las ventajas son evidentes cuando uno va andando por el pasillo y donde habia paredes grises ahora hay ventanas e incluso entran los rayos de luz.

Pero la mudanza ha sido complicada, llevo desde las 16:00 subiendo todo lo que he acumulado estos meses, la mayoría de mis posesiones ganadas mediante trueques en el mercado negro:
- Una tele.
- Dos pc's
- Dos monitores.
- Dos switches.
- Un set-top-box para tener video bajo demanda.
- Altavoces y auriculares.
- Un par de sintonizadoras de satélite.
- Un modem ADSL.

Vamos, que mi situación actual dista mucho de aquel duro agosto de 2004 en el que me tuvieron en pelotas más de un mes. Hay que ser picaro en esta vida... mañana os cuento una de las mias que se me viene a la cabeza a propósito de picaro.